1.6.08

Pobreza y comida cara: El hambre amenaza al mundo

La cumbre mundial de la alimentación en Roma comienza el martes próximo con un trasfondo pesimista por la doble disparada del costo de la comida y del petróleo. Y la falta de iniciativas que puedan frenar esta enorme calamidad.

Por: Julio Algañaraz | Clarin

Convertido en una de las grandes estrellas de la Conferencia, el presidente brasileño Lula da Silva llegó a Roma y de inmediato comenzó a preparar de inmediato el encuentro sobre Haití que ha organizado para ayudar a ese país a superar la crisis alimentaria.

Crecen las expectativas por la asamblea mundial sobre la crisis de alimentos que sesionará en la sede de la FAO ubicada en la capital italiana.


El panorama es dramático, porque los precios, que seguirán altos en la próxima década, van a interactuar negativamente con los cambios climáticos que castigan a millones de personas (cada vez será peor) y el desarrollo de los biocombustibles, que son la base de las energías renovables de origen vegetal para afrontar el encarecimiento fenomenal del petróleo.

Las alarmas mundiales se extienden en todo el mundo subdesarrollado pero también preocupan a los países ricos que comienzan a sentirse debilitados por la magnitud de la crisis. El planeta que se calienta difunde nuevas pestilencias y epidemias que se creían liquidadas, que atacan las cosechas, los animales y la gente.

Los expertos creen que si se hacen bien las cuentas son 1.300 millones los pobres del mundo que corren grandes riesgos de hambre, desnutrición, sed y de ser víctimas de desastres naturales.


Un tsunami silencioso pero devastador como los maremotos que arrasan zonas de Asia, se va extendiendo y promete causar migraciones bíblicas de poblaciones desesperadas que necesitan agua, comida y un poco de tierra fértil para autoabastecerse. No hay un estudio serio que en perspectiva no plantee este panorama sombrío, que favorecerá nuevas guerras, esta vez por necesidades tan imperiosas que no habrá discusiones ideológicas sino simples argumentos de supervivencia.


Un informe de los tantos que circulan entre los delegados que pululan por el centro de Roma y rinden homenaje a la magnífica gastronomía italiana, mientras leen y discuten este escándalo, señala que la producción mundial de cereales aumentó en 2007 un 5% y en 2008 crecerá otro 2,8% hasta sumar un récord de 2.164 millones de toneladas. Una paradoja difícil de explicar. Mucho más si se tiene en cuenta que teóricamente hay el doble de alimentos suficientes para dar de comer a los casi siete mil millones de habitantes de la Tierra.

Pero los precios de los alimentos suben a las estrellas y en el mundo ya han estallado varias "revueltas del pan". Basta mencionar a Egipto, Etiopía y Haití, con tumultos desgarradores.

Las cifras que aquí se manejan en la sede de la FAO, frente al Circo Máximo, donde los leones se comían a los cristianos, y a cuatro o cinco cuadras del Coliseo, demuestran que la producción de cereales crece, pero desciende netamente el volumen de alimentos a disposición de los seres humanos. Un caso ejemplar es el de México.

Cuando termine este año se calcula que habrá producido 195 millones de toneladas de alimentos, pero el 66% está destinado a los animales. Los cien millones de mexicanos se reparten el 34% restante para satisfacer sus necesidades de alimentos básicos, como granos, hortalizas, frutas y carnes.


Además, Europa, China, Estados Unidos, Brasil y Tailandia incentivan el consumo de biocarburantes con cereales y caña de azúcar. Los países ricos derrochan cifras impresionantes de alimentos que van a parar a la basura.

El diario londinense The Independent investigó y descubrió que familias, supermercados y productores ingleses descartan así 20 millones de toneladas de alimentos por un valor de 21 mil millones de libras esterlinas, o sea lo que bastaría para quitar el hambre a toda Africa en un año.


La misión de la conferencia a la que acudirán muchos líderes mundiales es ponerse de acuerdo en una estrategia que permita contener los precios, racionalizar los mercados y ayudar por lo menos los 22 países especialmente vulnerables, que importan alimentos y petróleo, carecen de agua suficiente, sufren epidemias y desastres climáticos.

Ochocientos noventa y dos millones de personas están en una situación muy difícil.


Los expertos dicen que hay que hacer el esfuerzo pero naturalmente son muy escépticos porque en el mundo hubo en los últimos treinta años muchas conferencias y la situación no ha cesado de agravarse.

En la blanca sede de la FAO, que el dictador Benito Mussolini construyó como el Palacio del Ministerio de las Colonias, la agencia de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación ha sido escenario de todo tipo de encuentros mundiales, estudios especializados y compromisos asumidos y casi nunca cumplidos por parte de las grandes y medianas potencias.


En los países pobres el 60-70% de los consumos se destina a los alimentos, mientras que en las naciones ricas el porcentaje oscila entre el 10% y 20%. La pobreza extrema, la escasez de agua, el consumo insuficiente de alimentos, representan el mejor emblema de cómo crece la injusticia y la desigualdad en este mundo de comienzos del siglo XXI.

Nunca como hoy los discursos deben ser el prólogo de acciones extraordinarias, porque la catástrofe está a la vuelta de la esquina.

1 comentario:

Nelson Hernández dijo...

la existencia de la pobreza en el mundo y en paises tercermundista se debe a los dirigentes "politicos" que han actuado en los mismos. los pueblos "votan" (si entre comillas...por que muchas de esas elecciones estan amañadas)por el ofrecimiento que les hacen... y luego
al llegar al poder se olvidan

Eso de culpar a otros, especialmente al Grupo de los 8, es lo mas facil....nadie es culpable de su futuro...el futuro lo construye cada quien, y por ende el de cada pais y region.

Ahora les ha dado por decir, que el mundo (lease los pobres)esta quedando sin alimento...No...

lo que pasa es que cada dia se siembra menos en los paises en desarrollo, y cada dia nacen mas...recuerdan la teoria de Malthus...Ya la FAO (ayer) dijo que se estaba sembrando menos,

En la misma direccion la problematica del etanol y los alimentos... Esa es una alarma inutil...pero surtio su efecto politico (otra vez). Una respuesta a esto es el etanol celulosico o etanol de segunda generacion.

Puede ver mas sobre el tema en:
Gerencia y Energia