19.12.08

Los pobres deberán esperar hastan el 2015

Se fue otro año sin soluciones efectivas al problema de la pobreza extrema que afecta a cerca de mil millones de seres humanos en el mundo, mientras las soluciones globales a la crisis alimentaria y financiera, continúan abocadas a mitigar los problemas emergentes de los riesgos que asumieron voluntariamente las más grandes transnacionales del planeta, dejando a su suerte a los pobres, a los que se les prometió que se trabajaría decididamente para que hasta el año 2015, la pobreza sea reducida por lo menos a la mitad.

Según el último informe de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el número de personas que pasan hambre en el mundo aumentó significativamente en 2008, y se sitúa ya en 963 millones, una cifra que podría incrementarse a causa de la crisis económica y financiera. Cuarenta millones de personas se sumaron en 2008 a los desnutridos de todo el mundo “debido principalmente al alza de los precios de los alimentos”, según estimaciones del informe anual de la FAO.

De esta manera, los ejecutivos de la FAO admitieron que, vista la situación actual, el compromiso adoptado en 1996 en la Cumbre Mundial sobre la Alimentación para reducir a la mitad el número de desnutridos hacia 2015 podría no cumplirse antes de 2150. Diouf reconoció errores estratégicos, que habría que corregir invirtiendo más en la agricultura para aumentar la productividad. Para el Director General de la FAO, Jacques Diouf, “el 'Yes we can' (sí se puede) de Barack Obama puede funcionar para la crisis alimentaria, si cada uno desempeña su papel. Creo que al final prevalecerá el sentido común”, dijo Diouf.

El diagnóstico detalla que las causas de esta situación no han cambiado y que se refieren a “los problemas estructurales del hambre y la falta de acceso a la tierra, crédito y empleo, así como los elevados precios de los alimentos”.

Efectivamente, este es el principal problema, coincidente con lo que ocurre en Bolivia, donde la tierra y la riqueza están concentradas en muy pocas manos.

Recordemos que el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en su último trabajo de investigación, sobre los últimos tres años, confirma el crecimiento de la pobreza en el país. El informe reconoce que la economía el año 2007, creció en un 5 por ciento, pero que al mismo tiempo, el número de gente que vive bajo la línea de la pobreza aumentó en 166.869 personas.

Los informes oficiales identifican como pobres a seis millones de habitantes en Bolivia; de ellos, casi 3,7 millones de personas son extremadamente pobres. Sólo entre 2001 y 2008 se sumaron 300.000 nuevas personas que subsisten en situación de extrema pobreza en el país, según informe de la Fundación Jubileo.

El objetivo de reducir a la mitad el número de desnutridos en el mundo de aquí a 2015, como estaba previsto, requeriría “inversiones en los países pobres, de por lo menos 30 mil millones de dólares por año”, en los rubros de la agricultura y la protección social, precisó Hafez Ghanem, Subdirector de la FAO. Como van las cosas, la FAO teme que el hambre en el mundo sea reducida a la mitad recién para el año 2150.

Fuente: Jornada.net

1 comentario:

Viviendo el coaching dijo...

Este blog deberia ser leido por todo el mundo, es muy interesante y real lo que publicas aqui, sobretodo porque hablas de lo que muchas personas quieren no escuchar
Irene(NY)